2015-09-16 | Londres

“Quiero quedarme acá hasta el último día del mundial”

En una entrevista exclusiva, Joaquín Tuculet cuenta desde Inglaterra cómo se viven los días previos al debut del domingo ante los All Blacks.



Sin lugar a dudas, el mayor de los hermanos Tuculet está en su mejor momento deportivo. En los últimos dos años, el jugador formado en Los Tilos se ganó el puesto de fullback titular e indiscutido de Los Pumas. Además, viene de meterse de lleno en la historia del rugby argentino al vencer por primera vez a Sudáfrica, con las leyendas del ’65 en la tribuna. Y por si fuera poco, en cuatro días tendrá su bautismo de fuego en una Copa Mundial de Rugby. Enorme, Joaquín.

Hace poco estuviste en el club viendo a la Primera, y también cenando con amigos y ex compañeros. ¿Qué cosas son las que más extrañás de Los Tilos?

Un montón de cosas. Obviamente los amigos. De la camada, y los que me dio el plantel superior. El club en sí, las instalaciones. La verdad es que hay un afecto muy grande con toda la gente del club y cada vez que me voy, o estoy afuera, se extraña mucho. Ir los sábados a ver a la Primera, o ir en la semana a entrenar. Se extraña un poquito todo.

Llegaste a ver la serie con Ciudad de Buenos Aires. ¿Qué te pareció el desempeño del equipo en líneas generales? 

Contra Ciudad el equipo hizo un muy buen partido. La mayoría del año no pude estar así que no puedo hablar mucho, pero lo que sí puedo decir es que se consiguieron muy buenos resultados este año. Hicieron buenos partidos, aunque obviamente en Reubicación hay mucha diferencia entre algunos equipos, pero el club pudo mostrar esa diferencia. Ahora viene lo más lindo. Hay que terminar bien el año. Tienen el último partido de la temporada, después semifinal, y si pueden llegar a la final. Se merecen estar en esta situación, y creo que tienen equipo para pasar a la final, ganarla, y ya después encarar el año que viene con todo, para que sea un gran año. Hoy creo que Los Tilos tiene que estar más arriba del nivel en donde está.

¿Cómo vivís estos últimos días de preparación con Los Pumas, cuando faltan cuatro días para el debut con Nueva Zelanda?

El equipo está muy bien, muy tranquilo. Hicimos una buena semana de entrenamiento. Yo estuve golpeado por un choque en el peroné pero me estoy recuperando bien y voy a estar disponible. Después hay que ver si el entrenador me necesita. Tenemos muchas ganas. Obviamente jugar contra los All Blacks el primer partido del mundial en Wembley va a ser histórico, muy lindo para nosotros, y tanto en lo personal como a nivel equipo hay muchas ganas de enfrentarlos.

¿Cuáles creés que son los principales aspectos del juego que cambiaron en este último tiempo para que pudieran vencer, entre otros, a un número uno como Sudáfrica?

En los últimos dos años el equipo dio pasos muy adelante, signos totalmente positivos. Y esto pudo verse sobre todo en el ataque. Ahí sorprendimos, porque ahora se busca atacar de todos lados, generar un poco más de peligro que antes. Eso al equipo le gusta y se siente seguro, se siente bien. Y obviamente cuando un equipo arriesga y trata de atacar, en algún momento llegan esos puntos. Nosotros pudimos hacer buenos partidos, contra Francia, por ejemplo, y también se dio el resultado histórico contra Sudáfrica. A este equipo le gusta la forma nueva de jugar, de atacar. Creo que en los últimos años hubo muchas cosas positivas. Y una de esas cosas, justamente se dio en ese partido contra Sudáfrica fue la consistencia. Hicimos unos muy buenos 80 minutos, algunas veces cometemos el error de ser muy irregulares, pero en ese partido mantuvimos siempre el mismo juego durante las dos etapas. Salimos bien de nuestro campo, atacamos bien y defendimos, y aprovechamos las situaciones que tuvimos.

Hoy el seleccionado está en otro plano a nivel internacional. Creció el nivel y las posibilidades lógicamente son otras. ¿Se puede soñar con Los Pumas en una nueva semifinal?

Yo no me pongo a pensar si Los Pumas están para llegar a una semifinal, pero sí voy a tratar hoy de quedarme hasta el último día del mundial. Mi objetivo es llegar hasta ahí. Después no sé si llegaremos a semifinal, a cuartos, si quedaremos en la fase de grupos. El objetivo es llegar al último día de la copa y para eso estamos entrenando. Ese es el objetivo del grupo. Así que yo le tenga mucha confianza, de que podamos hacerlo, en los jugadores, en el staff y en todos los que somos parte de esto, que nos puede ir muy bien y que nos va a ir muy bien en esta copa del mundo.

Al cierre de la entrevista, y aún en medio de la euforia que se vive por estos momentos en Londres, Joaquín no se olvidó de sus compañeros y quiso aprovechar la oportunidad para hacerles llegar un mensaje de aliento: "le quiero mandar un saludo a todo el Plantel Superior, desearles suerte para la última etapa del año, que es la más dura pero la más linda, también. Un abrazo grande a todos por ahí."


Compartir

COPYRIGHT 2015