2016-11-23 | Barrio Obrero

“Llevamos a la práctica los valores que se enseñan”

En la presente entrevista, Mariano Maffía dio su visión sobre el Área Social y explicó cuáles son sus principales funciones. Además, invitó a todos los socios a sumarse y colaborar activamente con las campañas que llevan adelante.



En poco más de tres años, el Área Social se erigió como un espacio modelo de colaboración, compromiso social y puesta en práctica de los valores que enseña y promueve este deporte. De acuerdo a su Estatuto, sus misiones y funciones se desarrollan a través de campañas, muchas veces vinculadas a otras instituciones públicas y organizaciones barriales, como en el caso del centro vecinal La Boyera de Gorina. En esta nota, Mariano Maffía, una de las caras visibles que tiene este proyecto, explica en detalle de qué se trata el proyecto, cómo funciona y cuáles son los objetivos que se proponen.

¿Qué es el Área Social?

Me atrevería a definirla como un movimiento cultural.

¿Cómo es esto?

Pensemos. Un espacio dentro del club, integrado por diversas personas, con diversas ideologías, de diversas edades, diversos sexos y quién sabe cuántas diversidades más encontraríamos entre sus miembros si hurgáramos un poquito, que tiene, como objetivo principal, complementar la formación de los jugadores del club en todo lo que hace al aspecto humano para hacer de ellos, mejores personas.

Esos valores que tanto se pregonan en este deporte, afianzarlos a través de distintas actividades que permitan, dentro de nuestra institución, cumplir con ese objetivo. Y si bien el rugby lleva ínsita e implícitas diversas características propias del juego, al ser un deporte inclusivo, solidario, sacrificado, respetuoso, la función del Área Social es lograr que esos valores se pongan en práctica dentro y fuera de la cancha.

Algunos creen, por desconocimiento seguramente, que el área es un ente de beneficencia que realiza colectas y donaciones para ayudar a los más necesitados, siendo su imagen visible un chiringo con banners que funciona como recepción de objetos. Sin embargo, esas cómo tantas otras actividades que se organizan y se planifican desde el área a lo largo del año, son sólo herramientas o instrumentos para llevar adelante la finalidad primordial de ésta. Formar y educar a nuestros jugadores. Por eso me animé a llamarlo movimiento cultural. Hacer de esto una cultura, imprimir en los jugadores un concepto cultural, hacerlos sentir parte de la sociedad que integran, pero con un rol activo, sensible, solidario, comprometido, inclusivo e integral. Algo así.

¿Cómo funciona o, dicho de otro modo, cómo se elaboran los diversos objetivos que se plantean cada año?

En primer lugar, es importante aclarar a todos los actores del club, jugadores, entrenadores, managers y a los familiares de éstos, que el Área Social es un espacio abierto a todo aquél que quiera participar directa o indirectamente, aportando lo que pueda aportar. No hay requisito ni exigencia que cumplir para formar parte, más que querer participar en ella.

En segundo lugar y haciendo un poco de historia, su génesis se remonta a la tarea que individualmente fueron desarrollando, casi en el anonimato, desde hace muchos años, ex jugadores y ex directivos del club. Ignacio Goñi, creo yo, se podría tomar como el precursor de abrir las puertas del club a otras instituciones, fomentando actividades dentro del club. Invitando al uso de nuestras instalaciones y acercándose personalmente a aquellas, generando los primeros vínculos con la Escuela Nº 30 Teresa Pucciareli y la Parroquia Nuestra Señora de la luz, ambas cercanas y pertenecientes  al barrio.

A raíz de la tragedia del 2 de abril y otros acontecimientos tristes que vivió el club en ese año, Javier Tomeo y Enzo Vigliano tomaron la posta que tácitamente les pasó Ignacio e intentaron organizar lo que ahora es el Área, convocando gente y organizándola.

Actualmente el Área Social cuenta con un estatuto y ha sido reconocida en el año 2013 como parte institucional del club por la Comisión Directiva. La integran cerca de quince personas que, mediante reuniones o encuentros periódicos, se organizan  para planificar el año y luego, previo presentar a la CD lo planeado para el año en curso, llevar adelante esas actividades programadas.

Los proyectos nacen de los integrantes miembros del Área. Cuando alguno tira una idea, se elabora, se analiza, se debate y luego se proyecta. Generalmente va acompañada de algún contacto que surge con alguna institución de bien público y con ellos se programan actividades.

Por eso digo que cada cual aporta lo que puede, a veces es sólo una idea, otras un contacto, otras ambas cosas y luego, otro u otros la desarrollan. En alguno de los proyectos participan sub comisiones que profundizan el análisis o investigan las necesidades y luego se someten a la opinión de los demás para enriquecerlas o para desmenuzarlas. No es necesario que el integrante, sea cual fuera, deba participar en todo el proceso de elaboración, ni estar en todas las reuniones ni cumplir con ninguna formalidad. Es tan libre y tan abierta que cualquiera podría acercarse a participar.

¿Qué actividades se desarrollan específicamente?

Podríamos dividir las actividades dentro y fuera del club. Entre las primeras, se coordina y administra el banco de ropa deportiva (fotos última jornada de acopio), que se nutre de los aportes que realizan los jugadores. El banco cuenta con camisetas, pantalones, medias, botines y accesorios para aquél jugador que los necesite. Existe un inventario de las piezas con las que se cuenta y un registro de movimientos (prenda que sale del banco, destino -jugador, división-), donaciones de remanentes del banco a otros organismos, etc. El banco cuenta con un reglamento y un estatuto que regula su funcionamiento.

Otra actividad interna es el proyecto “Rugby sin Barreras”. Esta tarea consiste en intentar levantar la mayor cantidad de barreras que existan para que cualquiera que desee venir al club y jugar al rugby, lo pueda hacer. Aún cuando posea alguna discapacidad física o intelectual. Para eso se creó un protocolo para asistir a los entrenadores cuando se les presente la necesidad de ayuda o apoyo para atender a algún jugador con estas características. Se creó la figura del facilitador, jugador juvenil voluntario que colabora con esta necesidad a demanda, como parte de ese protocolo.

Se está trabajando en la accesibilidad, en todo el sentido de la palabra. Relevando las instalaciones del club para advertir los obstáculos de tránsito de aquellas personas que deambulan con alguna asistencia (muletas, sillas de ruedas, etc.). Se mandó a confeccionar un menú en Sistema Braille que está en plena elaboración.

Se creó el registro de jugadores en busca de trabajo, también en elaboración informática, para que pueda ser accesible a todo aquél que busque trabajo o para aquél empleador que busque o necesite un laburante. Se coordina, a través de los capitanes de las divisiones juveniles y mayores, las distintas actividades.

Entre las que se desarrollan fuera del club, que son varias y que se tratan de asignar a cada división, de acuerdo a las edades y a las características de cada una, están la concurrencia periódica a los entrenamientos en los centros cerrados (1); concurrencia a la escuela 41 para enseñar rugby a los alumnos (2); la cosecha anual de kiwis (3); asistencia al centro vecinal La Boyera (4); concurrencia y colaboración con la escuela del Hospital de Niños (5); entre otras.

¿Qué se ve desde adentro del Área?

Mucho entusiasmo y ganas de hacer. Energía positiva. Poco a poco nos fuimos organizando. Falta mucho por hacer, pero también, mirando para atrás, se lograron varias cosas buenas.

¿Lo más difícil?

Como toda actividad realizada a pulmón, creo que es poder organizarse bien para ser más eficientes y tener mayor llegada a los jugadores. Crear en la conciencia de los jugadores que esto es para ellos, que lo sientan como propio, como algo natural y no como un compromiso. En todo caso, que se sientan comprometidos con lo que hacen.

¿Una característica para resaltar?

Que no se maneja dinero. Todas las actividades que se desarrollan son ajenas al manejo de dinero. No se hacen rifas, no se reciben donaciones en dinero, en síntesis el dinero no forma parte del proyecto. Eso nos evita un gran problema.

Para terminar…

Invitar a todo aquél que quiera participar, aunque sea mínimamente, a que se acerque sin temor a pensar que formar parte del Área es tener que cumplir horarios, asumir responsabilidades ineludibles. Basta con acompañar alguna idea, algún proyecto, algún cambio. Todos tenemos algo para aportar siempre, este es un buen lugar para eso, sobre todo, teniendo en cuenta que la finalidad es colaborar con la formación de nuestros jugadores.
 

1) Concurrencia periódica con jugadores del plantel superior, juveniles y ex jugadores socios, a Institutos de Menores en conflicto con la ley penal para colaborar con Gastón Tuculet  en la enseñanza y desarrollo del juego y sus valores. Tras dos años de trabajo junto a él en diversos centros cerrados (Copa, Castillito, Nueva Esperanza, Araoz Alfaro) el Club firmó un Convenio Marco con la Secretaría de la Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires donde asumió el compromiso institucional  de colaboración en el programa “Vida Dinámica”. Ver fotos

2) Concurrencia a la Escuela Nº 41 de la localidad de Hernández con jugadores de M17 y M19 con la misma finalidad. Ver fotos

3) Cosecha anual de Kiwis en la localidad de Bartolomé Bavio, frutos con destino al Banco Alimentario para ser posteriormente distribuido en comedores comunitarios, con jugadores de M14, M15 y M16. Ver fotos

4) Asistencia al centro barrial y comedor La Boyera con colectas de leche y juguetes con la posterior concurrencia para una jornada recreativa coincidente con el Día del Niño, con jugadores de todas las divisiones (infantiles, juveniles y mayores) y profes del club. Ver fotos

5) Concurrencia a la Escuela Carlos Cometto Nº 509 que funciona dentro del Hospital de Niños de La Plata llevando útiles escolares, previamente colectados y, el mismo día, una visita a la sala de Traumatología del Hospital donde se desarrolla una actividad recreativa con los niños internados (charlas, dibujos, etc.) con jugadores de M19. Ver fotos

Ver INFORME COMPLETO de actividades desarrolladas en 2016


Compartir

COPYRIGHT 2015